martes, 26 de enero de 2010

Bolaño nutriólogo


Raras evoluciones del mito. Uno se va acostumbrando poco a poco con la idea de un Bolaño encumbrado a las cimas de un canon aún por venir. No sólo es un maestro de la nueva narrativa mundial sino, también, nuestro modelo precursor del escritor transfronterizo, naturalmente acorde con una geografía en línea. Aunque aún cuesta trabajo acomodarse entre las variantes del adicto y marginal de moda en EU, tampoco con esa faceta del guía espiritual y nutriólogo que aparece en la entrevista de Patrico Pron publicada por el ABC.

"Quizás la mejor recomendación que se puede hacer a un escritor es que escriba, una recomendación poco frecuente en un momento en que hay cientos de personas que quieren ser escritores sin tener que pasar por la incomodidad de escribir y, mucho menos, por la de aprender a hacerlo. Más aún, en un momento en que hay cientos de personas crédulas que quieren ser escritores para obtener todo aquello que los escritores no suelen obtener nunca: ascendente político, ligues, portadas en los dominicales o cuenta corriente con un camello peruano. Yo, que no suelo dar consejos, sí los escucho con agrado, y recuerdo los que me dio Roberto Bolaño en la última carta que me envió, que me parecen los mejores consejos que se le pueden dar a un escritor: comer principalmente vegetales, no beber mucho y escribir."

4 comentarios:

González Milán dijo...

Y también hay que comer Bolaño.
Saludos.

Armando Soto dijo...

A mi Bolaño me parece un escritor como hay muchos. Inflado por los españolitos, por negocio.

अरविन्द जांगिड dijo...

Nice Post !

bernardino dijo...

Bolaño alimenta:
Te harta y te deja con hambre.